Tel. +34 656 781 341  I    ibon@beste.eus

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

Alison and Peter

13.2.2017

 

Artikulo hau 2007ko maiatzan publikatu zen TOKI blogan. Hamar urte pasata ere oraindik eztabaidak gaurkotasuna duela nabaria da. Brutalismo bezala ulertzen ditugun arkitekturen sinplifikazioa gertatu da. Bestalde, pertenentziaren inguruko hausnarketak ibilbide luzeago baten beharra duela soma daiteke...

 

Este articulo fue publicado en el blog TOKI en mayo de 2007. Pasados diez años todavía parece que la discusión se mantiene en la actualidad. Lo que entendemos por arquitecturas brutalistas han quedado en lecturas simplificadas. Por otro lado, es evidente que la reflexión sobre la pertenencia necesita de un recorrido mayor...

________________________________

 

Alison y Peter Smithson tuvieron una gran influencia en el debate teórico de la arquitectura de la posguerra. Como jóvenes integrantes del CIAM y después fundadores del Team X ( grupo multidisciplinar de arquitectos y artistas ), trabajaron de manera intensa (inteligente) tanto en la construcción como en la concepción de una nueva manera de mirar la condición de habitar.

 

Humanismo, el Nuevo Empirismo
Debido a la condición neutral Suecia durante la Segunda Guerra Mundial, en este país, se desarrolló la vivienda al margen de postulados que había marcado el Estilo Internacional a través del Movimiento Moderno. Durante estos años, Suecia construía edificios recuperando los materiales tradicionales, mirando las limitaciones en su costo y buscando un acercamiento al ciudadano. Architectural Review bautizó este estilo como el “Nuevo Empirismo” o el “Nuevo Humanismo”.
El método Sueco fue bien recibido en Gran Bretaña, un país devastado por la guerra donde los arquitectos de izquierdas del London County Council buscaban un estilo para reedificar una gran cantidad de viviendas más cercanas a las personas.
Los Smithson reconocían la distancia que existía entre la Arquitectura Moderna y las comunidades o los barrios. Estaban preocupados por humanizar la arquitectura en sus diferentes escalas. En el proyecto de urbanización de Golden Lane (1952) introducían la idea de crear “calles en el aire” que consistían en amplias galerias de acceso a las viviendas.

 

Identidad y Brutalismo
En 1953 en el congreso del CIAM Peter Smithson decía: “la `Pertenencia´ es una necesidad emocional básica. Desde la pertenencia – Identidad – recurrimos al enriquecimiento del sentido de vecindario.” En 1954, el Team X redacta un manifiesto, The Doorn Manifesto. En él, declaran algunos de sus objetivos:
“El Habitat, está directamente relacionado con la casa singular en su particular tipo de comunidad”.
Para los Smithson, la identidad va más allá que la sensación de pertenencia. Los propios materiales e incluso el método constructivo se dotan de Identidad mostrándolos tal cual han sido encontrados, tal cual han sido puestos en obra. Esta actitud arremete contra la obsesión del movimiento moderno de la construcción en serie y la internacionalización de los sistemas y los estilos.

 

En 1956, en la exposición This is Tomorrow, los Smithson presentaron “Patio & Pavilion”. Lejos de proponer una solución tipológica o de estilo, los Smithson realizan una instalación que sugiere la identidad y las necesidades básicas del hecho de habitar: un pabellón vacío (cargado de signos) con un patio interior que atrapa un trozo de mundo. Peter decía:
“El trabajo de los arquitectos de proporcionar un contexto al individuo para en él realizarse, y el trabajo de los artistas de dar señales e imágenes a las fases de esta realización, se encuentran en un solo acto, lleno de esas inconsistencias y aparentes irrelevancias de cada momento, pero lleno de vida”.
Tan sólo un año antes, habían presentado Future House. Un prototipo de vivienda que si bien recuerda a Patio & Pavilion en sugerir un espacio humanizado alredededor de un patio, se presenta con todos los elementos totalmente diseñados en un espacio fluido.

Blanca Lleó, en Sueño de habitar escribe: “Supone un concepto más emocional que intelectual que busca la identificación del sujeto con su nuevo hábitat. Los muebles adquieren un nuevo aspecto-“plástico”. Su disposición libre o casual, tanto en suelo como en paredes, expresa un habitar indeterminado que se definirá por medio de los objetos de uso que el habitante integre o superponga en la casa”.
 

Estas contradicciones estilísticas poco importan a los Smithson, aunque traen de cabeza a los críticos de la época. Reyner Banham consideró a Peter Smithson el padre del Brutalismo. Durante años tuvieron discusiones abiertas en revistas especializadas. Banham deseaba asociar el éstilo de los Smithson con la utilización de los materiales “en bruto”. En 1957, en la revista Architectural Design, Alison y Peter intentaron aclarar que lejos de estilismos sus objetivos se dirigían hacia otros parámetros:
“Cualquier discusión del Brutalismo se desviará si no se tiene en cuenta el esfuerzo Brutalista por ser objetivo con la realidad – los objetivos culturales de la sociedad, sus ambiciones, sus técnicas, y así sucesivamente. El Brutalismo intenta hacer frente a una sociedad de producción en serie, y sacar una poesía áspera de las fuerzas desconcertadas y poderosas que intervienen. Hasta ahora se ha discutido el Brutalismo estilísticamente, mientras que su esencia es ética”.

Humanismo, intimidad, identidad o brutalidad son diferentes conceptos que conforman el conglomerado de los edificios y textos que los Smithson dejaron no como un estilo de hacer arquitectura sino más bien como una actitud de enfrentarse a una realidad social en un momento determinado: La ética de habitar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload